III Encuentro franco-español de buceo en altitud 2012

Difusión del conocimiento - Encuentros Franco-españoles de buceo en altitud

Este fin de semana, por segundo año consecutivo, los componentes de Gemosclera hemos participado en el Encuentro franco-español que se ha celebrado en Panticosa los días 4 y 5 de febrero, organizado por Fabrice Daga, de La Burbuja Alegre, escuela con gran experiencia en la formación de buceo bajo el hielo. Días en los que hemos convivido con un grupo de buceadores franceses, con miembros del club organizador y de la Federación Francesa de Buceo.

Los participantes del encuentro en la puerta del refugio

Se trataba de participar en unas jornadas técnicas, pero sobre todo se trataba de compartir experiencias, competencias y de disfrutar de un entorno pirenaico tan espectacular como el que rodea al Ibón de Baños, eso sí, en esta ocasión acudíamos al mismo con unas previsiones meteorológicas, que resultarían acertadas, de temperaturas máximas de -15º y con sensaciones térmicas cercanas a los -30º.

El viernes a media mañana, cuando nuestros trabajos y nuestras obligaciones nos lo permitieron, nos pusimos en marcha, disfrutando de un viaje animado en el que pudimos ir ultimando los detalles de la presentación que teníamos previsto realizar sobre Gemosclera y la planificación de nuestras actividades, en este encuentro de personas aficionadas al buceo en altitud.

Gemosclera en la furgoneta camino de Panticosa

Después de la grata experiencia del año pasado decidimos volver al alojamiento propuesto por la organización, el Refugio Casa de Piedra, al que llegamos cerca de las 20:00, pudiendo así compartir la cena con los demás participantes en el encuentro, comprobando cómo, con intereses comunes, paciencia y buen humor, el idioma no es ningún inconveniente.

Los participantes cenan la noche del viernes

El sábado temprano se realizó el brieffing en el que se comentaron las principales características de esta modalidad de buceo, el buceo en altitud, especialmente las técnicas para realizar inmersiones bajo el hielo. Debido a las duras condiciones meteorológicas, nieve, viento y un frío extremo, decidimos preparar los equipos dentro del refugio, sin embargo, ya equipados se decidió abortar la inmersión porque según avanzaba la mañana el tiempo empeoraba, la nieve y el viento dificultaban cualquier actividad al aire libre.

Los participantes preparan el equipo de buceo

Después de una agradable comida en la que seguimos compartiendo experiencias, decidimos intentar la inmersión, volvimos a equiparnos y esta vez si que nos aventuramos fuera del refugio y nos dirigimos al ibón.

Uno de los equipos preparando la inmersión

El grupo se dividió en dos, cada uno integrado por un responsable de superficie y varios buceadores. Se delimitaron dos zonas en las que se montaron las líneas de vida y se prepararon las entradas al agua, sin embargo, no tardamos en ver como equipos preparados para aguas frías empezaban a fallar ante temperaturas tan bajas, sobre todo debido al fuerte viento y a la nieve, congelando reguladores, latiguillos, gafas, chalecos, trajes, nada parecía resistir, muy pocos de los equipos resistieron, permitiendo a sus dueños realizar el bautismo bajo hielo, pero todos, los que pudimos sumergirnos y los que no, pudimos ver como se organiza una inmersión bajo el hielo y todo el protocolo de seguridad que la rodea.

Con todo este material congelado volvimos al refugio en busca de calor, para compartir otra cena en la que se comentaron las inmersiones que acabábamos de realizar.

Uno de los participantes con su traje completamente congelado

Tras la cena, tal como estaba previsto, Gemosclera realizó una presentación sobre la asociación, en la que se explicó el origen del grupo, las actividades que realizamos y nuestra experiencia en buceo en agua dulce, explicando como planificamos todas nuestras inmersiones en altitud. En esta ocasión elegimos como ejemplo uno de los últimos humedales en los que hemos trabajado, el lago de Montcortés (Lleida). Presentación que Fabrice, gentilmente, iba traduciendo simultáneamente, y que despertó el interés de los participantes en el encuentro.

Un miembro de Gemosclera presenta el proyecto asociativo a los demás participantes

Tras la misma, y en vista de las previsiones meteorólogicas que pronosticaban la entrada el domingo de otro temporal aún más fuerte, se decidió suspender la inmersión del día siguiente y terminar el encuentro compartiendo un desayuno temprano para poder salir cuanto antes de la zona.

Fotografía de despedida con todos los participantes

Para la asociación, a pesar de las inmersiones truncadas y del acortamiento del encuentro, ha sido un fin de semana inolvidable en el que hemos conocido a personas con intereses comunes a los nuestros y en el que hemos vuelto a convivir con Anton, de la Federación francesa, con Fabrice Daga, y con Jose Galisteo, colaborador de Fabrice, personas con las que esperamos seguir compartiendo actividades en el futuro.

Atentamente,

® Gemosclera. Asociación para la Difusión del Conocimiento de los Humedales y su Conservación