Red de Control Rápido del Estado Ecológico de Humedales Ibéricos Profundos

Presentación

Gemosclera ha diseñado una metodología paralela a la propuesta por la Directiva Marco del Agua, cuya finalidad es ser un sistema de alerta rápida y fedataria del estado ecológico de los humedales profundos para los organismos gestores de los espacios protegidos.

Para ello, propone un control periódico de la profundidad que alcanzan los macrófitos bajo el agua, el grosor de la orla de helófitos, o ambas. Avisando a los gestores de los cambios que se pudieran producir.

Buceador extendiendo un cabo bajo el agua para montar un transecto de control subacuático.
El método básico es evaluar in situ la evolución del estado en determinados transectos de interés.

El grado de evaluación es modular y está basado en dos niveles acumulativos: un primer nivel cualitativo, que mide profundidad alcanzada por la vegetación subacuática y/o longitud de orla, o un segundo nivel cuantitativo, que documenta además especies bioindicadoras o especies exóticas invasoras.

Estos grados de evaluación serán seleccionados en función de los recursos humanos y técnicos disponibles o de las condiciones y necesidades del humedal a controlar.

La metodología busca recursos en el voluntariado ambiental, pero sin olvidar que se debe mantener una praxis profesional con procedimientos y formas de relacionarse con los gestores previamente regladas.

Además, mejorará y se adapta a las condiciones observadas in situ mediante un control de calidad adecuado de todas las actuaciones.

Implantación

Su implantación práctica es la creación de una red de control rápido en aquellos humedales en los que Gemosclera desarrolla sus actividades. En esos momentos se ha implantado en lo siguientes lugares:

Logotipo Lagunas de Ruidera

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

(Ciudad Real)

Vista general de los Baños de Panticosa (Huesca)

Ibón de Baños de Panticosa

(Huesca)

Documentación asociada

La metodología y su desarrollo es una extenso conjunto de documentos relacionados con el proceso de control y con la ejecución de las actividades en sí misma.

Por un lado están aquellos que sirven para explicarla y para ejecutarla (metodología, guías para los gestores y para los voluntarios, formularios terrestres y subacuáticos. Por el otro, cada vez que se pone en marcha un proyecto de control en un humedal, se generarán los documentos de implantación (formularios rellenos con los resultados del control transectos, estaciones, control calidad, etc.) y los propios de las actividades (planes de jornada, autoproteccción, contol calidad, etc.).

Si deseas obtener más información, ponte en contacto con el Servicio de Colaboraciones de Gemosclera.